605.990.913

info@massalud.es

Tecnología Láser para corregir la vista

septiembre 6, 2017

Tecnología Láser para corregir la vista |

El astigmatismo y otros problemas de salud visual cada vez son más fáciles de tratar. La solución más rápida es la de utilizar unas simples gafas o unas lentillas de contacto. Sin embargo, la cirugía va ganando terreno.

En el caso concreto del astigmatismo, las nuevas tecnologías han supuesto un gran avance, permitiendo a los cirujanos a dar una mejor visión a los pacientes. Actualmente es posible eliminar con éxito cantidades muy precisas de tejido de la superfície ocular para, de tal manera, poder corregir la visión de forma óptima.

La aparición de los láseres en los centros oftalmológicos han revolucionado la cirugía refractiva. A día de hoy la cirugía láser proporciona un grado de seguridad y precisión antes impensable.

Breve historia de la tecnología láser

Los primeros láseres surgieron hace más de 30 años cuando dos empresas americanas se aliaron para presentar en Estados Unidos Excimer, el primer láser disponible para la comunidad oftalmológica.

Fue 10 años más tarde cuando apareció VISX, el cual permitió corregir la miopía (pero no el astigmatismo).

Posteriormente, la tecnología LASIK fue aprobada por la FDA (Foods and Drugs Administration) para tratar el astigmatismo. La mejora y avance de las técnicas permiten el tratamiento de la miopía, astigmatismo e hipermetropía.

La tecnología láser de precisión permite remodelar la córnea, permitiendo que la luz se refracte correctamente en la retina.

Primeras pruebas

Si ha decidido solucionar sus problemas de visión mediante la tecnología láser deberá acudir a un centro oftalmológico de confianza (como el grupo Novovision)  y calidad para garantizar que se cumplan ciertos requisitos:

  • Ser mayor de edad
  • Tener una graduación adecuada
  • Que la graduación no haya variado recientemente

Serán los profesionales quien decidan que tipo de cirugía utilizar para despedirse definitivamente de sus lentes.

Eso sí, tenga en cuenta que una semana antes de realizar el pre-operatorio deberá abstenerse de utilizar lentes de contacto durante un plazo de 3 a 7 días, en función de la dureza de la lentilla.

Es importante que acuda acompañado, pues existen pruebas que dilatan la pupila y provocarán que la visión no sea nítida en las horas posteriores.

Una vez realizadas las pruebas preoperatorias, el equipo le ofrecerá la técnica que mejor se adapte a sus características, informándole de las instrucciones complementarias y ofreciéndole un presupuesto personalizado.

Si está decidido a despedirse de sus problemas oculares definitivamente, puede estar tranquilo, las técnicas que se aplican hoy en día son muy seguras y ofrecen las máximas garantías.

 

Comentarios

Los Comentarios están cerrados.

Mas Salud © 2015 | All Rights Reserved.