605.990.913

info@massalud.es

Mitos y mentiras de las dietas DETOX

DETOX

febrero 6, 2016

Mitos y mentiras de las dietas DETOX |

Las dietas “detox” se escudan en que el cuerpo acumula toxinas en forma, principalmente, de grasa.

Y es que carecen de base científica alguna que las avale, basándose únicamente en apariciones estelares en photocalls de figuras públicas luciendo tipito.

Para llevar a cabo esta “desintoxicación”, las recomendaciones son consumir unos productos considerados totalmente placebos y que lo único que adelgazarán, y no poco, será el bolsillo de quien los compra.

Una de las principales pifias de la dieta detox es que considera la grasa como una toxina en el organismo, sentándola en el banquillo de los acusados y culpando su consumo del exceso de peso.

Los únicos productos que el cuerpo almacena como toxinas, como norma general, son los derivados por el consumo de alcohol, tabaco o otras drogas y/o medicamentos.

Este tipo de régimen suele seguirse durante un corto espacio de tiempo y el perfil es de personas saludables. Al no ser una dieta de larga duración, los efectos no tienen repercusiones graves en el organismo. Sin embargo, su uso no está libre de riesgos, pues se trata de una dieta totalmente desequilibrada la cual generará, sí o sí, cansancio, debilidad, apatía, dolores de cabeza…

Y es que los resultados rápidos a todos nos gustan. Pero es el que la ley del mínimo esfuerzo en nutrición no existe. Para muestras, el clásico efecto rebote.

Cómo identificar una dieta inefectiva

Si la dieta que te has/han propuesto cumple alguno de estos puntos, desconfía de que sea saludable:

1. Extremadamente desequilibradas: El equilibrio en los nutrientes de la dieta es la única clave a un mejor funcionamiento del cuerpo.

2. Tienen una duración muy reducida: Como bien defendemos los nutricionistas, adoptar una dieta debe ser un cambio de hábitos, de estilo de vida.

3. Actuaciones compensatorias: tras épocas de excesos no sirve dejar de comer o realizar ejercicio de forma descontrolada. La única opción es volver a la dieta equilibrada y evitar los atracones siempre que sea posible.

3. Suponen un importante desembolso económico: el único éxito que reportan es para sus creadores y se basa en lo elevado de los costes de seguir estos tratamiento.

4. En muchas dietas depurativas intervienen diuréticos: esto promueve que quienes las siguen orinen mucho, lo que fomenta la falsa creencia de que desintoxican y adelgazan. Como señala Rodríguez cuando se orina o se suda mucho lo que sale del cuerpo es agua y no grasa.

Comentarios

Los Comentarios están cerrados.

Mas Salud © 2015 | All Rights Reserved.