605.990.913

info@massalud.es

Importancia de las pruebas genéticas

diciembre 9, 2017

Importancia de las pruebas genéticas |

A pesar de que todos sabemos que nutrición y salud van de la mano, muchos todavía desconocemos cómo.

Pues bien, una parte de la respuesta nos la puede dar la Genómica nutricional, una ciencia relativamente reciente que estudia cómo los genes indican lo que podemos comer y lo que no (de esto se encarga concretamente la nutrigenética) así como también cuáles son los efectos de la dieta en nuestros genes, es decir, cómo lo que comemos interacciona con nuestro ADN y altera su función (de esto se encarga la nutrigenómica). Para ello existen centros especializados donde poder realizar una prueba genética y obtener unos resultados que seguro mejorarán la calidad de vida del paciente.

En este caso nos vamos a centrar en explicar la nutrigénomica. Como hemos dicho anteriormente, lo que comemos interacciona con nuestro ADN y altera su función. Esta alteración se puede dar de 3 maneras. La primera sería modificando el epigenoma. El epigenoma son todas las modificaciones químicas heredables que se producen en el ADN.

Por ejemplo, hay unos compuestos químicos muy pequeños llamados metilos, que se unen a regiones concretas del ADN e impiden que este se lea. Un ejemplo de cómo lo que comemos puede alterar estas modificaciones, son unos ratones que salen de color amarillo, negro o mixto según si el gen que indica de qué color es el pelaje tiene metilos o no.

Este hecho depende de la cantidad de alimentos ricos en vitaminas del grupo B que coman las madres, de modo que contra más vitaminas B coman, más negros serán los ratoncillos y contra menos coman, más amarillos.

La segunda se da modificando la actividad de factores de transcripción. Los factores de transcripción son proteínas que se unen al ADN y facilitan o evitan la lectura de este. Un ejemplo son los disruptores endocrinos. Estos son moléculas sintéticas que se encuentran en recipientes de plástico y latas de conserva, entre otros, y tienen una estructura y función similar a ciertas hormonas humanas.

Por ejemplo, los que se parecen al estrógeno son capaces de unirse a su receptor y promover la lectura de genes que todavía no son necesarios, por lo que pueden anticipar la pubertad, incrementar y anticipar la aparición de cáncer de mama y causar obesidad en adultos. Finalmente, la última sería modificando la secuencia del ADN.

Es decir, otra manera de cambiar la lectura, es cambiar directamente lo que está escrito. Un ejemplo de ello sería la carne. La carne roja y la carne procesada contienen unos compuestos químicos que cuando se cocinan a altas temperaturas se transforman en otros compuestos que son capaces de unirse al ADN de nuestras células y causar cambios cuando se copia, que en algunas ocasiones pueden tener como consecuencia la aparición de cáncer. Es por ello que recientemente ha proliferado la prueba ADN para poder diagnosticar posibles complicaciones

De ahí que la Organización Mundial de la Salud haya clasificado la carne roja como probablemente causante de cáncer y la carne procesada como causante de cáncer, igual que el tabaco. Pero a pesar de ello, no hay que alarmarse porque la capacidad de producir cáncer del tabaco es muchísimo mayor que la de la carne procesada.

Todos estos ejemplos nos ayudan a comprender la importancia de una correcta alimentación, pues tanto la falta como el abuso de un determinado alimento puede ser perjudicial para nuestra salud. Por lo que hoy día, los esfuerzos están centrados en desarrollar una dieta personalizada para ayudar tanto a prevenir la aparición de ciertas enfermedades como para ayudar a curar otras.

Comentarios

Los Comentarios están cerrados.

Mas Salud © 2015 | All Rights Reserved.