605.990.913

info@massalud.es

Causas y soluciones para el dolor de rodillas

octubre 16, 2017

Causas y soluciones para el dolor de rodillas |

La rodilla es una articulación muy compleja formada en el punto de unión del fémur, el peroné y la rótula. Sus huesos están unidos por ligamentos y la rótula a los huesos por medio de tendones.

Aquellas personas que practican ejercicio suelen padecer dolores articulares de diferente índole. Las causas pueden ser varias y, si no se tienen ciertas precauciones, las complicaciones pueden ir desde acarrear bajadas de rendimiento deportivo hasta mermar la calidad de vida del día a día.

Igual que se cuida la piel, el cabello o las uñas es importante tener un buen cuidado de las articulaciones, sobretodo si se practican ejercicios como el running o el ciclismo (aunque esta última disciplina es mucho menos lesiva).

Causas principales del dolor de rodillas

Las lesiones pueden venir por varias causas y es importante que un profesional identifique si existen causas principales como una mala alineación rotular, alguna dismorfia muscular o el padecer pies planos. El sobrepeso también puede afectar directamente en el dolor articular, pues deben soportar ese exceso de kilos.

En caso de que el problema no venga dado por alguno de los motivos estructurales citados anteriormente, deberemos centrarnos en cómo estamos entrenando, a qué intensidad y si estamos realizando ejercicios de calentamiento tanto antes como después de la sesión de ejercicios.

Además sería interesante utilizar un calzado acorde al tipo de terreno. El ahorro en unas zapatillas deportivas puede acabar traduciéndose en un sobrecoste en la terapia con un profesional.

Cómo tratar el dolor de rodillas

Cuando aparecen los dolores en las rodillas, una solución muy recurrida es aplicar terapias de frío y calor durante sesiones de no más de 20 minutos. Poner la rodilla en alto también puede ser útil.

Naturópatas recomiendan como terapia alternativa utilizar aceites esenciales: los que más suelen usarse son el de coco y el de oliva. Numerosos estudios atribuyen el uso de éstos a la reducción de inflamación.

También existen infusiones antiinflamatorias como la cúrcuma y el jengibre.

Sin embargo, la mejoría al aplicar este tipo de tratamientos suele ser lenta. Para solventarlo existen suplementos como el ácido Hialurónico. Este principio puede usarse por diferentes vías: oral en cápsulas, en viales… sin embargo, los más eficaces son las infiltraciones, como es el caso de Synvisc One. Lejos de solucionar los problemas padecidos por el entrenamiento, el uso del ácido hialurónico también puede mejorar situaciones como artrosis, artritis y lesiones en los cartílagos.

 

Comentarios

Los Comentarios están cerrados.

Mas Salud © 2015 | All Rights Reserved.